lunes, 5 de diciembre de 2011

Gestión por competencias + Development + Coaching = 3E

En la ecuación del título se resume la fortaleza de las bases en las que se asienta el Programa de entrenamiento de equipos en excelencia, o programa 3E. Tres herramientas muy potentes para la gestión y desarrollo de personas combinadas para crear un sistema de evaluación y entrenamiento único por la eficacia que demuestra movilizando a los participantes hacia el cambio.

La gestión por competencias se define en palabras de Luis Sagi-Vela como "el conjunto de conocimientos (saber), habilidades (saber hacer) y actitudes ( saber estar y querer hacer) que, aplicados en el desempeño de una determinada responsabilidad o aportación profesional, aseguran su buen logro". Esto es, los tres elementos fundamentales por los cuales debería regirse toda cualidad que se exigiera, dentro de una labor determinada, a cualquier trabajador. Sagi-Vela afirma también que la persona, además de disponer de la competencia, "debe conocer el " por qué " ", es decir, la finalidad que tiene el trabajo que desarrolla, para asegurar que su aportación producta los mejores resultados. El conjunto de competencias requeridas para un puesto concreto se denomina "sistema competencial" de ese puesto.

En cuanto al Development center, es una técnica consistente en evaluar las potencialidades de la persona para una determinada posición o papel que puede llegar a ocupar, pero que no desempeña en el momento actual. Funciona en base a la realización de ejercicios de contenido situacional y dinámicas vivenciales en los que la persona debe asumir el rol que se busca en base a los parámetros definidos por un sistema competencial. Esas dinámicas son observadas por evaluadores que, bajo la norma que indica esta técnica, consensuan su feedback previamente, por lo que este tiene un valor extremadamente alto al estar elaborado bajo parámetros de máxima objetividad al estar implicadas varias personas diferentes.

La aplicación del Coaching en esta técnica constituye la amalgama que las une y que define un producto diferente y único. Los observadores en este caso no son consultores, ni siquiera coaches, sino los propios responsables o gestores de los equipos, y el feedback que elaboran consensuadamente con respecto a la metodología Development es proporcionado a la manera del que se proporciona en Coaching, esto es, de forma equilibrada, objetiva y bajo unas estrictas reglas del juego definidas y controladas por un coach presente en el proceso. Se busca señalar al participante sus fortalezas competenciales y sus áreas de mejora con respecto a las mismas. Se pretende con ello que los responsables aprendan como convertirse en los propios coaches de su equipo.

Las valoraciones solo pueden hacerse a partir del grado de cumplimiento de una lista de indicadores que definen cada competencia parte del sistema competencial buscado en el puesto del participante. Por ejemplo, el puesto "ejecutivo de ventas de la empresa X" vendrá definido por un sistema competencial de, pongamos por caso, cuatro competencias básicas, y cada una de ellas tendrá seis indicadores. Los observadores comprobarán si los participantes ponen esos indicadores en juego y de que forma, dentro de las dinámicas vivenciales. Tras ello se reunirán y consensuarán sus observaciones y puntuaciones, ofreciéndose al final un feedback individual común a cada persona, que, por comparación con sus propias autoevaluaciones, conocerá sus puntos fuertes y donde debe trabajar para mejorar. Ese aspecto hace que el programa 3E sea una potente herramienta movilizadora para salir de "circulos de confort" y provocar el cambio esperado en la organización desde sus miembros.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradecemos tu comentario. No se admitirán comentarios sin identificar o firmados como anónimos

cookie compliance