lunes, 19 de diciembre de 2011

Vuelve O´Connor. Certificación internacional en Barcelona en Febrero 2012


El próximo 16 de Febrero de 2012 el gran "responsable" moderno de la unión del Coaching y la PNL , Joseph O´Connor, impartirá un curso magistral para obtener un título acreditativo, que devengará en una certificación internacional en Coaching a cargo de ICC.  Simplemente el curso con O´Connor ya justifica la asistencia, pero además la ICC Tienes mas información pulsando en este enlace.

Hace un tiempo, escribimos un artículo acerca de la "biblia" del Coaching con PNL, llamada sencillamente así "Coaching con PNL". Hemos querido rescatarlo con ocasión del evento del que os hacemos partícipes. Que aproveche.

7 reglas para convertir los sueños en objetivos

A estas alturas de la película ya sabemos o, por lo menos intuimos, que una cosa son los sueños y otra los objetivos y que, si bien para establecer los segundos resulta extremadamente conveniente, cuando no casi imprescindible, partir de los primeros, no es menos cierto que el proceso de plasmarlos en realidades concretas asumibles, cuantificables y alcanzables puede hacerse complicado cuando no tenemos muy claro que son unos y que son otros.

Hace poco cayó en nuestras manos un estupendo libro que recomendamos vivamente tanto a los que han iniciado el camino del Coaching como coaches, como a los que piensan que puede servirles un proceso de este tipo o están dudando si hacerlo o no. Está escrito por Joseph O'Connor y Andrea Lages y se titula "Coaching con PNL". Bajo ese título tan poco descriptivo (y añadimos además tan poco "marketiniano"), se esconde una guía de consulta muy sencilla de leer y entender, que aporta mucho mas a la divulgación del sentido y de la aplicación práctica del Coaching entre neófitos que cualquier sesudo tratado firmado por una autoridad en el mundo del Coaching, con la particularidad que, debido a la condición de ambos autores como expertos en PNL, une en sus páginas muchas técnicas y recursos de la Programación neurolingüistica aplicadas con las propias del ejercicio del Coaching, lo que en la práctica lo hace, en nuestra opinión, un excelente recurso para lograr resultados eficaces en procesos no demasiado complejos, esto es, cuyos objetivos no requieren de un reaprendizaje demasiado profundo.

Joseph y Andrea definen el objetivo como un "sueño con patas", en su condición de variable asumible, alcanzable y cuantificable por la cual nos movilizamos en pos de algo, definido previamente como un sueño a nivel solo de imagen estática. Y profundizando mas allá, distinguen entre objetivo final (resultado o estado deseado) y objetivo intermedio (proceso entre el estado presente y el deseado).

En ese proceso, definen 7 reglas aplicadas a ambos estados, de muy fácil visión y enormemente útiles para su aplicación cotidiana. Estas son:

  1. Expresar el objetivo en positivo: Ya hemos dicho en ocasiones que el inconsciente no entiende de negativos . Si mi objetivo es, de manera simplista, "yo no quiero perder dinero", el inconsciente se centrará precisamente en "Perder dinero".
  2. Expresar un objetivo específico: Especificar muy concretamente el resultado final. De nada vale "querer ser más comunicativo"; mejor definirlo como "querer expresar mis ideas y mis planteamientos de manera que la gente me entienda".
  3. Definir que o cual será el indicativo que me indique que he alcanzado el objetivo específico, que feedback he de recibir para saberlo: "Cuando vea, sienta y oiga X , Y o Z sabré que lo he alcanzado".
  4. Organizar los recursos propios para el proceso entre el estado actual y lo deseado:  Es decir, la lista de lo que ya disponemos y, muy importante, lo que no tenemos y necesitamos para llegar.
  5. Ser proactivo durante ese proceso: Eres tú y no otro el que tiene que alcanzar el objetivo. Pregúntateque vas a hacer TU al respecto de alcanzar TU objetivo.
  6. Preguntarse por las consecuencias que traerá el proceso y la consecución de tu objetivo en tu entorno: Recuerda que no solo tu estás implicado y tus decisiones pueden afectar al resto. Mide el beneficio pero no olvides el coste.
  7. Trazar un plan de acción: Con todo lo anterior, traza un plan por escrito que  pueda chequearse, medirse y modificarse si es necesario en el tiempo. No cometas el error de llevar todo en la cabeza.

lunes, 5 de diciembre de 2011

Gestión por competencias + Development + Coaching = 3E

En la ecuación del título se resume la fortaleza de las bases en las que se asienta el Programa de entrenamiento de equipos en excelencia, o programa 3E. Tres herramientas muy potentes para la gestión y desarrollo de personas combinadas para crear un sistema de evaluación y entrenamiento único por la eficacia que demuestra movilizando a los participantes hacia el cambio.

La gestión por competencias se define en palabras de Luis Sagi-Vela como "el conjunto de conocimientos (saber), habilidades (saber hacer) y actitudes ( saber estar y querer hacer) que, aplicados en el desempeño de una determinada responsabilidad o aportación profesional, aseguran su buen logro". Esto es, los tres elementos fundamentales por los cuales debería regirse toda cualidad que se exigiera, dentro de una labor determinada, a cualquier trabajador. Sagi-Vela afirma también que la persona, además de disponer de la competencia, "debe conocer el " por qué " ", es decir, la finalidad que tiene el trabajo que desarrolla, para asegurar que su aportación producta los mejores resultados. El conjunto de competencias requeridas para un puesto concreto se denomina "sistema competencial" de ese puesto.

En cuanto al Development center, es una técnica consistente en evaluar las potencialidades de la persona para una determinada posición o papel que puede llegar a ocupar, pero que no desempeña en el momento actual. Funciona en base a la realización de ejercicios de contenido situacional y dinámicas vivenciales en los que la persona debe asumir el rol que se busca en base a los parámetros definidos por un sistema competencial. Esas dinámicas son observadas por evaluadores que, bajo la norma que indica esta técnica, consensuan su feedback previamente, por lo que este tiene un valor extremadamente alto al estar elaborado bajo parámetros de máxima objetividad al estar implicadas varias personas diferentes.

La aplicación del Coaching en esta técnica constituye la amalgama que las une y que define un producto diferente y único. Los observadores en este caso no son consultores, ni siquiera coaches, sino los propios responsables o gestores de los equipos, y el feedback que elaboran consensuadamente con respecto a la metodología Development es proporcionado a la manera del que se proporciona en Coaching, esto es, de forma equilibrada, objetiva y bajo unas estrictas reglas del juego definidas y controladas por un coach presente en el proceso. Se busca señalar al participante sus fortalezas competenciales y sus áreas de mejora con respecto a las mismas. Se pretende con ello que los responsables aprendan como convertirse en los propios coaches de su equipo.

Las valoraciones solo pueden hacerse a partir del grado de cumplimiento de una lista de indicadores que definen cada competencia parte del sistema competencial buscado en el puesto del participante. Por ejemplo, el puesto "ejecutivo de ventas de la empresa X" vendrá definido por un sistema competencial de, pongamos por caso, cuatro competencias básicas, y cada una de ellas tendrá seis indicadores. Los observadores comprobarán si los participantes ponen esos indicadores en juego y de que forma, dentro de las dinámicas vivenciales. Tras ello se reunirán y consensuarán sus observaciones y puntuaciones, ofreciéndose al final un feedback individual común a cada persona, que, por comparación con sus propias autoevaluaciones, conocerá sus puntos fuertes y donde debe trabajar para mejorar. Ese aspecto hace que el programa 3E sea una potente herramienta movilizadora para salir de "circulos de confort" y provocar el cambio esperado en la organización desde sus miembros.

lunes, 28 de noviembre de 2011

Ayudar a revivir al equipo de ventas


Es en estos tiempos, cuando pintan bastos, en los que algunas empresas comienzan a acordarse de su particular santabárbara. Muchas de ellas han realizado políticas de ajuste sobre su personal con el único criterio de disminución de costes directos vía nóminas, y en esa “escabechina” todos los departamentos, incluso los esenciales, han sufrido buena parte del bisturí. Es ahora, cuando sobreviene la necesidad imperiosa de lograr crecer para que la cirugía no termine extendiéndose a partes incluso más vitales, el momento de mirar hacia el departamento de ventas.

¿Y que se suele ver? En la mayoría de los casos un panorama, para ser suaves, poco alentador. Profesionales con síndrome “burnout” (es un decir, hemos visto personas más achicharradas que quemadas), desorientados en su desempeño, con sobreabundancia de carga de trabajo y una única motivación que proviene del instinto de conservación (del puesto de trabajo). Así las cosas, la espina dorsal de la empresa, la que consigue clientes, ventas y facturación, la que en suma es parte fundamental del proceso de generar valor termina quebrándose, y con ella la compañía acaba inválida, o incluso moribunda, si no definitivamente difunta.

En esos casos es muy difícil revitalizar al moribundo sin usar una herramienta de choque. El teórico desfibrilador provendría de una acción enérgica y decidida de la dirección poniendo al grupo de ventas, por usar un símil militar herencia de nuestro querido Sun Tzu, en primera línea de batalla, bien nutridos y fuertes, con armamento y equipo adecuados, no con palos y piedras, débiles y desorganizados. 

Hasta ahora valía con la remuneración monetaria, el bonus, variable o comisión sobre los objetivos de venta. Durante mucho tiempo se creyó que eso era lo único que alentaba a las tropas. Pero en este caso ¿a qué desempeño referimos un variable cuando el objetivo no es que la cifra crezca sino que se consigan nuevos clientes y mantener los anteriores (los que queden) o se pongan en marcha nuevas vías de negocio? No parece una buena idea para sacarnos del atolladero.

La respuesta está en una acción decidida sobre todos y cada uno de los integrantes del equipo en función de buscar en ellos las competencias básicas válidas para nuestra empresa (y decimos nuestra empresa porque cada casuística es diferente, aquí también el mapa no es el territorio). Eso implica definirlas perfectamente antes, y la labor de la dirección se centrará en establecerlas, en función de la estrategia que se quiera llevar a cabo. Una vez definidas y evaluado su grado de conocimiento y aplicación para parte de nuestro personal, queda desarrollarlas. ¿Y para ello? ¿Es suficiente con enseñarlas y procurar su aplicación? 

Todo lo dicho anteriormente para los equipos de venta, como ejemplo más concreto, es aplicable en mayor o menor medida a cada equipo de la empresa, sobre todo a los que llevan a cabo actividades críticas para el funcionamiento de la misma, cualesquiera que sean.

Centraremos las próximas entradas de este blog en ello, en observar y detallar un método que puede lograrlo con la máxima eficacia, a costes, por su estructura de funcionamiento, muy contenidos, alejados de macrointervenciones que implican frecuentemente el disponer de equipos enteros mucho tiempo, por lo que se hace ideal para PYMES. Un método que en Coaching para Todos hemos denominado Programa 3E  y que a través del seguimiento que efectuamos de las empresas donde ha sido aplicado,  nos está demostrando su tremenda efectividad comparado con otros sistemas tradicionalmente empleados en la gestión y desarrollo de equipos.

sábado, 15 de octubre de 2011

Xornadas Internacionais de Coaching 2011

Bajo el lema "Superando Límites" se presentan las Xornadas Internacionais de Coaching 2011 en Santiago de Compostela durante los días 10 y 11 de Noviembre de 2011. Una oportunidad para acercar el coaching ejecutivo a la clase empresarial mediante las propias jornadas y actividades de Networking cuidadosamente programadas, a la par que, para los que somos profesionales del Coaching, poder aprender de la mano de varios colegas muy reconocidos en nuestro sector.

En concreto este año la gran estrella es Robert Dilts. Maestro y gurú de la PNL, escritor, formador y conferenciante de reconocido prestigio, Dilts presentará el Workshop que da nombre al lema de las jornadas “Superando límites”, en el que desgranará herramientas y competencias clave para reconocer y eliminar aquellos aspectos de nosotros mismos que nos impiden vivir la realidad de forma eficaz y abriendo por tanto la puerta a infinitas posibilidades de decisión.

La presencia de Dilts constituye una valiosa oportunidad para conocer de primera mano cómo puede emplearse eficazmente el coaching para ayudar a “ir más allá” a las personas y completar una de las misiones más importantes del coaching y que le dan sentido por si mismo, que es el de trascender y superar sus capacidades y mostrar que, en realidad, siempre es posible superar los límites.

Robert Dilts ha trabajado en el campo de la PNL aplicada a diferentes ámbitos (educación, creatividad, salud, liderazgo…) desde su creación en 1975 a través de John Grinder y Richard Bandler, de los que Dilts aprendió directamente. Es autor de numerosos ensayos y estudios, algunos de ellos convertidos en auténticos best sellers y principal autor, junto con los propios Bandler y Grinder de la “biblia” de la PNL “Neuro-Lingüistic Programing. Vol I”. Sus contribuciones personales al campo inciden mucho sobre el trabajo original de la PNL con estrategias y creencias y últimamente con el desarrollo de la denominada “PNL sistémica”.

martes, 4 de octubre de 2011

Médicos y Terapeutas




El Coaching y la PNL para terapeutas da respuesta a las necesidades detectadas en un elevado número de profesionales de las terapias y atención al paciente.


En su más profunda esencia, el trabajo con herramientas y métodos de Coaching y PNL permite elevar la consciencia de la persona que lo recibe y, a partir de ahí, deshacer creencias limitadoras, miedos y bloqueos que a menudo hacen que la labor del terapeuta se vea limitada en su eficacia. Una vez conseguido esto, el camino a la sanación es mucho más sencillo. Por eso, todo terapeuta debería de conocer cómo trabajar con herramientas de Coaching y PNL.

Las habilidades de Coaching y PNL aplicadas al trabajo de un terapeuta facilita una serie de beneficios:

■Conectar mejor con el paciente para entender qué le pasa y qué puede estar ocultando por miedos o bloqueos

■Generar confianza en el paciente, predisponiendo su atención y logrando su colaboración e implicación para el proceso de sanación

■Aumentar sus habilidades de presentación, escucha activa, actitud, orientación y valoración de recursos propios y ajenos

■Dar un nuevo enfoque a su profesión y aumentar su prestigio como terapeuta de cara a sus posibles nuevos pacientes

SI DESEAS INFORMACIÓN SOBRE NUESTRO PROGRAMA FORMATIVO PARA TERAPEUTAS, PONTE E CONTACTO CON NOSOTROS EN: info@coachingparatodos.com


viernes, 30 de septiembre de 2011

Dar valor a lo que se hace


Una vez pasado Septiembre, el mes del retorno, el mes en el que muchos dicen que el año comienza (así era en muchas civilizaciones pasadas), encaramos el último trimestre del año con energías renovadas y dispuestos a continuar trabajando para que 2011 acabe con mejores perspectivas si cabe que lo hizo 2010.

Es patente que los problemas no han desaparecido, que la economía y las viejas estructuras se tambalean, que los cimientos de esta sociedad de consumo y llamada “del bienestar” de forma premeditadamente engañosa se resquebrajan y que muchos se asustan, otros directamente se paralizan y otros tiran la toalla ante la situación. Tranquilos. El cambio se ha iniciado y todo sigue su curso. Puede ser doloroso cuanto mas intentemos oponernos a ello, así que, os damos un consejo, si nos lo aceptáis: Dejar a un lado los viejos paradigmas que ya no os sirvan, analizaos profundamente y sacar de vosotros todo vestigio de creencias limitadoras y trabajad en el cambio que está llegando.

Pero no os confundáis, por favor. En ese camino no hay que tirar por la borda lo conseguido, valga o no. Es necesario dar valor a lo que hemos hecho y lo que hacemos. Comprender que el trabajo (a veces descomunal) que hacemos en este momento no es sino el vencer la resistencia que tenemos a lo nuevo, a lo que llega, a desprendernos de lo que ya no nos sirve, a vivir con nuevos códigos y actitudes, sin dejar de lado (muy importante) nuestros valores.

Por eso no tires tus precios si eres empresario o bajes tu cotización como profesional o  bajes tus pretensiones laborales por debajo de lo que tu vales porque pienses que “así son las cosas ahora”. Es cierto que hay que acompasarse, ir al “precio justo”, pero no quitarse valor. Eso es “pan para hoy y hambre para mañana”. Vemos todos los días ejemplos de ello, incluso en algún caso revestidos de cierta suficiencia ante lo que se pretende transmitir, de manera inconsistente por todos sus lados,  como una "gran idea". Cuando se trabaja para conseguir, entre otras cosas, que otros den precisamente valor a lo que hacen y así que prosperen,  no parece muy lógico confundirles haciendo gratis ese trabajo. Para nosotros eso es enviar un mensaje equivocado. Sin hablar del que se envía con respecto a la seriedad y profesionalidad del colectivo (¿Como es posible que alguien me quiera cobrar por lo que otro, que dice que hace lo mismo, hace gratis? ). No es riguroso, y está tirando piedras contra su colectivo ( y probablemente en el futuro contra si mismo ) quien procede así. Asertiva, pero firmemente expuesto.

Demuestra lo que vales, porque lo vales, porque has trabajado para ello. No te quites valor, porque quitarse valor es renunciar a lo que la vida te ha reservado. Y si no sabes como o no te atreves, ya sabes que estamos ahí para ayudarte, para que encuentres tu mejor camino.

 Feliz último trimestre con tu valor en alza.



lunes, 12 de septiembre de 2011

Coaching para mayores

A continuación reproducimos, por su interés y especial difusión, un artículo que publicamos en el blog  de Infoelder, portal especializado en el mundo de la tercera edad, en el que hablábamos acerca de los beneficios que puede aportar el Coaching a nuestros mayores.



A lo largo de nuestra existencia todos, en mayor o menor medida, experimentamos la necesidad de realizar modificaciones más o menos profundas en diferentes parcelas de nuestra vida. Este mecanismo de adaptación permanente a nuevas realidades que se modifican constantemente, se ve frenado en ocasiones por la natural tendencia del ser humano a resistirse a nuevas fórmulas y paradigmas que requieren de un esfuerzo para adaptarse a las mismas.

La mente reacciona, dentro de ese mecanismo, aportando sus datos almacenados para apoyar la renuncia al cambio, en forma de creencias, suposiciones y juicios acumulados durante la vida y que llegan a hacerse tan consustanciales, llegan a estar tan integradas, que simplemente desaparecen a nuestros ojos como creencias y se convierten en auténticas realidades. Para nosotros, se vuelven invisibles y resulta muy complicado identificarlas como no pertenecientes a la realidad cotidiana.
Por ejemplo, ante un reto vital, como la posibilidad de trabajar por un ascenso laboral que comportaría la modificación de nuestros hábitos, la mente puede reaccionar poniendo de manifiesto la creencia de que no somos merecedores de tal ascenso o que simplemente “para ser jefe hay que volverse malo, porque los jefes son intrínsecamente malos”. Pues bien, para definir el qué es el Coaching bastaría con decir que es una herramienta para simplificar y facilitar los procesos de cambio de las personas, sean profesionales o personales.

La diferencia esencial con otras herramientas y otros sistemas que se encaminan a un cometido similar y lo que pone al Coaching por encima de ellas en eficacia, es el sistema que se emplea, la forma de hacerlo. En el Coaching la persona interesada trabaja con la guía de un profesional (Coach) para encontrar nuevas posibilidades y puntos de vista dentro de sí mismo, a partir de los cuales puede construir caminos alternativos a los actuales que le permitan alcanzar logros y objetivos de todo tipo, diferentes a los que hasta ahora no podía o no sabía cómo llegar. De esta manera, el Coach nunca dice a la persona lo que tiene que hacer. Esta es una de las principales diferencias con otros sistemas, como la consultoría o el “mentoring” (yo puedo ser el mayor experto del mundo en algo concreto y darte un consejo sobre el particular que a ti no te sirva para nada, porque tus circunstancias no permiten aplicarlo). Es a través de la conversación con el Coach como la persona va encontrando paulatinamente los resortes que activar, dentro de sí mismo como antes decíamos, para solventar sus dilemas. La resolución parte del propio interesado y cuenta con sus circunstancias, valores e intereses, por lo que los cambios a efectuar cuentan con su mayor compromiso: Descubro yo mismo la solución y además matizada con todo lo que puede afectarla ¿Puede existir mayor compromiso para llevarla a cabo con una alta garantía de éxito? Pues eso es el Coaching.

Y ahora la pregunta es: ¿pueden nuestros mayores obtener beneficios del Coaching? Evidentemente si, en tanto y en cuanto el cambio es continuo y consustancial al ser humano a lo largo de toda su vida. Si alguna parcela de nuestra vida no funciona como nosotros queremos, estamos obligados, tengamos la edad que tengamos, a realizar algún tipo de cambio. Quizá ya nuestros objetivos profesionales no estén presentes, pero continúan estándolo los vitales, puesto que siempre se han de acometer acciones que requieran confianza en uno mismo y en sus posibilidades (toma de decisiones personales, rehacer o deshacer relaciones, conversaciones o negociaciones difíciles y muchas otras) y para ello el Coaching es muy adecuado.

A la par, la elevación del nivel de consciencia de uno mismo que facilita el Coaching, permite la comprensión más profunda de las actitudes, creencias y razonamientos que rigen nuestro comportamiento y cómo influye todo esto a nuestro alrededor. Esas actitudes, creencias y razonamientos a veces bloquean y autolimitan, y por tanto dificultan y a veces impiden el poder tomar decisiones adecuadamente. Un simple y cotidiano hecho como el decir: “Yo soy mayor, ya no puedo cambiar”, se puede identificar como una creencia y desmontar. Esto es extremadamente beneficioso para la autoestima del mayor, porque descubre que algunos problemas y dilemas tienen soluciones y que estas además pueden ser encontradas por uno mismo, lo que hace que aumente su seguridad en si mismo y su independencia. Asimismo el hecho que el Coaching no sea terapia es un punto positivo. En la terapia se indica lo que hay que hacer y cómo hacerlo y el mayor no suele recibir de buen grado esas indicaciones pues puede llegarse a sentir disminuido y adquirir nuevas creencias en cuanto a su validez. En cambio con el Coaching, si se le acompaña y ayuda convenientemente en el proceso, el mayor encuentra una gama de nuevas posibilidades a su disposición. Mujeres y hombres dedicados a la vida profesional y/o familiar ahora tiene tiempo para descubrir sus “pasiones” y ocuparse en ellas con dedicación por sí mismos, sin que nadie incluya actividades como, por ejemplo, terapia ocupacional. En consecuencia, su calidad de vida mejora muchísimo al encontrar en esta un nuevo significado, proporcionándoles:

•    Bienestar emocional
•    Autoestima e independencia para tomar decisiones
•    Capacidad de superación y empoderamiento
•    Desmitificar y desdramatizar ciertas situaciones
•    Superar el síndrome del “nido vacío” (sobre todo a mujeres)
•    Posibilidades de reformular su vida, sus objetivos y sus prioridades

Por tanto, podemos concluir que el beneficio del Coaching, lógicamente adaptado a sus necesidades, alcanza también a nuestros mayores y puede proporcionarles claves para lograr una mejor y más evidente calidad de vida.

miércoles, 7 de septiembre de 2011

Cristina y el cambio

“Ganas fuerza, valor y seguridad cada vez que miras al temor directamente a los ojos. Debes hacer lo que no puedes hacer”– Eleanor Roosevelt.


Cristina es una mujer de 37 años, madre de 3 hijos de 8, 10 y 13 años. Una mañana, tras dejar a sus hijos en la parada del autobús del colegio les dijo, como en algunas otras ocasiones: “Hoy hace un buen día, cuando regreséis en el autobús del colegio, volved caminando solos a casa”.

Todo parecía normal, solo que llegada la hora de la cena, Cristina no estaba en casa, no respondía las llamadas a su teléfono móvil, no se sabía nada de ella. Su marido avisó a la policía y se organizó su búsqueda pasadas las 24h. pero tuvieron que pasar 3 días hasta que Cristina decidió regresar a su casa.

¿Dónde estuvo durante esos días? ¿Por qué decidió desaparecer? ¿A qué se debió esa necesidad de huir? ¿Qué la impulsó a tomar esa acción?

No lo sabemos. Conocemos la historia pero no sus entrañas. Lo que intuimos es que debía sentirse atrapada en su vida aunque aparentemente tuviera una vida feliz. Lo que sí sabemos es que huir nunca es la solución aunque en un momento dado pueda resultar, tal vez, terapéutico, pero huir no resuelve el conflicto. Huir, bajo nuestro punto de vista, indica que algo no está funcionando en nuestra vida como nosotros quisiéramos. Huir, significa que ha llegado el momento de:

- Comenzar a tener conversaciones y terminarlas.


. Encontrar respuestas.


- Tomar decisiones y llevarlas a cabo.



En la antigüedad, Septiembre era considerado como el comienzo del año nuevo, entendiendo este como un mes para la reflexión y los proyectos.

Para nosotros septiembre es un mes ideal para impulsar nuestros anhelos. Sí, hará falta un esfuerzo que aporte algo nuevo a nuestras vidas pero si no es AHORA ¿CUÁNDO?

HOY es el momento del CAMBIO y para ello lo que se necesita son herramientas prácticas para aprender a tomar decisiones, a planificar, para conocer nuestros recursos, nuestras habilidades para poder potenciarlas y también nuestras debilidades por si tuviéramos que reforzarlas para conseguir nuestros objetivos. Lo que necesitamos no es huir como Cristina sino comprendernos, conocernos mejor y así afrontar nuestros temores, nuestras dudas, nuestras incertidumbres.

En Coaching para Todos estamos para ayudarte, para guiarte, para que encuentres tu mejor camino descubriendo tus verdaderas necesidades, aquello que necesitas aumentar o disminuir para sentirte feliz con tu vida sin tener la sensación de que se te escapa de las manos. De ti tan solo necesitamos el compromiso para contigo mismo, para que estés abierto al cambio ¿Eres capaz? Seguro que sí.

HOY da un paso adelante y atrévete a cambiar, sustentar, disolver, crear y respaldar.

jueves, 26 de mayo de 2011

4 herramientas para trabajar Coaching contigo mismo

En el trabajo de un proceso de Coaching es necesario realizar un trabajo intenso con uno mismo bajo las directrices del Coach. En el suelen emplearse herramientas que facilitan la labor de análisis interno que se debe realizar y sin las cuales serían mucho mas trabajoso concentrarse en el mismo. 

Algunas de esas herramientas pueden emplearse (y de hecho así se recomienda) para realizar ese mismo trabajo en el tiempo, puesto que su uso genera el automatismo de una revisión permanente, y esta circunstancia induce en el ánimo de la persona una mejor disposición para evitar bloqueos y autosabotajes que, debido a nuestra condición humana, se nos presentan de cuando en vez.

Vamos a reflejar aquí 4 herramientas muy sencillas que pueden emplearse de manera sistemática para que por si mismo la persona pueda realizar la labor mas dificil de todas, la de indagar en si mismo. Lo primero es partir de la base del reconocimiento y la identificación de la existencia de un dilema propio que con las actuales armas que se poseen no nos resulta viable solucionar. A partir de ahí existen varios recursos para que empleemos:

1) Ejercicio de definición del estado deseado a partir del estado problemático (si existe algo que no nos gusta y deseamos cambiar es que existe algo que queremos obtener). Es un cuestionario breve en el que el interesado debe indicar que es específicamente lo que quiere dejar de hacer o evitar y por lo tanto cambiar. A partir de ahí se le pide que defina y reflexione acerca de que es lo opuesto a eso que quiere modificar y se le situa en un hipotético futuro en el cual el objetivo se ha logrado. Esto tiene como objeto hacer reflexionar acerca de cómo imagina ese objetivo sin trabas, para empezar a construir el camino desde ese punto y analizar con mas facilidad lo que hace falta para llegar a esa situación, que si se hiciera desde cero, método que habitualmente, al no tener fijado un objetivo claro y concreto al cual llegar, consume muchos recursos y esfuerzo, llevando a no finalizarlo en la mayoría de ocasiones.

2) Ejercicio de encuadre del objetivo e inicio del plan de acción (o también llamado de obtención de objetivos): Este es un cuestionario sencillo, pero primordial. Permite, una vez definido el objetivo, enmarcarlo o encuadrarlo temporalmente. Es decir, indicar cual es el tiempo para lograrlo. Sólo a partir de aquí podremos construir un verdadero plan de acción, que contemple además objetivos intermedios (si es a medio o largo plazo) y dos cosas muy importantes: Que indicativos, que información necesitamos conocer a lo largo del tiempo en cada objetivo intermedio para saber que estamos haciendo bien las cosas y definir cual va a ser el primer paso a dar y en que momento, es decir, cuando y con qué empezará el proceso, elemento que induce a situar al sujeto en uno de los principios del Coaching, la acción. Por último, también se pide que se reflexione acerca de las ayudas externas a uno mismo con las que se puede contar para alcanzar el objetivo. Con esa información, puede empezarse a construir un primer plan de acción, todavía no pulido, pero bastante indicativo.

3) Análisis de debilidades y puntos de mejora en relación al objetivo. Esta es una herramienta derivada del famoso análisis DAFO que se emplea en Marketing. En este caso solo vamos a considerar nuestras propias fortalezas y debilidades, entendidas como áreas de mejora, siempre en relación al objetivo que hemos definido. Es decir, de que carecemos o tenemos déficit y por tanto que necesitamos específicamente y que cualidades poseemos que nos pueden ayudar en la consecución del objetivo.

4) Ejercicio de la identificación de barreras y de resistencia al cambio. Este cuestionario permite establecer la disposición para el cambio propio y que barreras o problemas podemos encontrar en el camino. El objetivo, como es lógico, es tener presente los principales "saboteadores" que podemos tener en relación a nuestro plan de acción, que son básicamente dos: nuestro grado de compromiso para con nosotros mismos en cambiar y nuestras creencias y juicios limitativos. El tenerlas en un papel, en negro sobre blanco, implica poder conocerlas (habitualmente están pero las tenemos tan integradas que ni las vemos), analizarlas, y si constituyen un problema para nuestros fines, desmontarlas.

Los próximos días 31 de mayo de 2011 en horario de mañana (de 10 a 14h.) y el 10 de junio en horario de tarde (de 16:30 a 20:30h.) impartiremos un taller en Madrid (c/ Castelló , 82 5º Izquierda - Metro Núñez de Balboa), donde trabajaremos con estas y otras herramientas que pueden ser usadas por cualquiera para, por si mismo, vencer dificultades y desbloquear procesos o toma de decisiones. Podeis ver la información en nuestra web o escribirnos un correo a formacion@coachingparatodos.com. Ya no hay excusa para evitar hacerse cargo de nuestra propia vida.



lunes, 25 de abril de 2011

Nuestro clima emocional

¿Eres capaz de conectar con tus emociones?

¿Eres capaz de expresarlas?

¿Eres capaz de hacerlo adecuadamente?

¿Qué ventaja tiene conectar y expresar adecuadamente nuestras emociones?

¿Acaso, por ello, vamos a dejar de sentirnos tristes, heridos, solos, alegres, felices, enfadados o melancólicos?

Es importante que cuando nuestras emociones, cualquiera de ellas, estén a punto de estallar, nos demos cuenta que son eso, emociones, sentimientos, formas de sentir, estados de ánimo ... y los estados de ánimo cambian y nosotros somos mucho más que ellos.

No se trata de ignorarlos y/o abandonarlos. Todo lo contrario. Lo interesante es poder tenerlos y reconocerlos y así poder "controlarlos", gestionarlos. ¿Para qué? Para que no sean nuestras emociones quienes nos dominen y arrastren y nos lleven de aquí para allá.

Un método que hasta ahora nos ha dado muy buenos resultados, y que desde aquí te animamos a practicar, es escribir sobre lo que sentimos, sus efectos, y los pensamientos asociados.


Puedes comenzar describiendo tu aspecto físico, como te afectan tus diferentes emociones (alegría, tristeza, miedo, celos ...) para continuar describiendo como afectan a tu personalidad en relación contigo mismo, con tus intereses, con tu familia, con tu trabajo y con tu toma de decisiones. No te mientas. Esa es nuestra única regla. Tu puedes crear las tuyas e incluso puedes saltártelas.

Al terminar lee lo que has escrito, si es posible en alto y responde ¿han cambiado tus emociones y/o pensamientos? ¿No? ¿Qué puedes hacer? ¿Aceptar, comprender y dejar marchar?

Te proponemos un ejercicio más para que te des cuenta que emociones y pensamientos van siempre de la mano. Si ahora mismo quisieras sentirte muy, pero que muy enfadado ¿Cómo lo lograrías? ¿Pensando en algo que te "saque de tus casillas"? Y si estando tan enfadado, tan de mal humor, te pusiera una alegre canción (elige la tuya) ¿serías capaz de bailar? ¿qué pasaría con tu enfado?

¡¡¡Esperamos vuestras respuestas!!!

lunes, 11 de abril de 2011

¿Cómo puede ayudar el Coaching al emprendedor?

Hace ya unos cuantos meses tuvimos la ocasión de iniciar un proceso de Coaching con una persona que se encontraba vinculado por entonces a una Empresa. Él estaba terminando un MBA y se encontraba en un momento profesional que, aunque productivo a nivel de actividad y resultados obtenidos, no terminaba de encajar con su proyecto vital y profesional. Digamos, para entendernos, que estaba algo "atrapado" (aunque solo fuera en un cierto grado del término) en un trabajo y una actividad que no colmaba sus aspiraciones y que poco a poco se iba convirtiendo peligrosamente en lastre adosado al devenir de su día a día.

Iniciamos el proceso de Coaching con la expectativa clara por ambas partes de conseguir una mejora en su situación. No sabíamos desde luego, ni él ni nosotros, en que consistiría, pero desde luego teníamos la firme intención de trabajar para intentar averiguarlo y posteriormente alcanzarlo mediante las acciones que fueran pertinentes.

Se sucedieron las sesiones hasta que en una de ellas, de forma bastante evidente para la vista, el explotó. La frase que salió de su boca entonces fué: "¿Sabes que me gustaría a mi de verdad? ¿Que me motiva? ¿Que es lo que realmente quiero? Pues tener mi propia empresa".

Acto seguido, no había transcurrido ni un segundo desde esta declaración, bajó su vista hacia el suelo y dijo "Bueno, pero eso no es nada mas que un sueño".
Supongo que a él le sorprendió mucho oir lo que le dijimos: "¿Y que problema hay?" (lo digo porque se incorporó en la silla como un resorte). Continuamos entonces: "Obviamente tu tienes un sueño, pero necesitas un objetivo. Se dice en Coaching que un objetivo es un  sueño con patas(*). ¿Quieres ponerle patas a tu sueño?"

Ante su asentimiento continuamos: "Bien. ¿Con que cuentas para ello? ¿Qué tienes para materializarlo'".

"Bueno, mi MBA acabará pronto, luego eso cuento con ello, la financiación no es problema, de hecho he preparado un business plan detallado que..."

Hicimos algo que un buen coach no debe hacer, le interrumpímos (también cometemos errores, luego pedí perdón por ello). Pero de alguna manera estábamos esperando esa contestación.

"No te pregunto por eso. Te pregunto con que cuentas de ti. Que es lo que estás tu dispuesto a poner de ti mismo. En que grado estás comprometido con ello". Y continuamos, "¿Conoces que puntos fuertes tienes? ¿Qué tienes que mejorar y que posibilidades de mejora puedes contemplar? ¿En que repercutirá tu decisión en tu entorno más cercano? ... ¿Tienes un plan?, no me refiero a uno de marketing o de negocio, ¿Tienes un plan para ti, para saber que pasos tienes que dar y ejecutar, que posibles caminos tienes que tomar, que pasará si alguno de los mismos falla?"

"No", fué su contestación. "Hago esas cosas contínuamente en mi empresa. Hago proyecciones de venta, planes de desarrollo de negocio, analisis DAFO. Pero nunca he hecho eso para mi".

Comenzamos entonces a trabajar en ello. Hoy, esta persona tiene su propia empresa, que cuenta con un futuro muy prometedor en el mercado latinoamericano de organización de congresos y eventos de management, habiendo realizado algunos de ellos con asistencia de empresas de primer nivel como Microsoft, Carrefour o el Banco de Colombia.

ESTO es Coaching . Así de claro podemos decirlo y estamos orgullosos de ello.
Y tu, emprendedor ¿Qué sueño tienes? ¿Quieres ponerle patas?

(*): La expresión está empleada por Joseph O´Connor en su libro "Coaching con PNL"

viernes, 1 de abril de 2011

Mas sobre la voluntad ( Aportación de Mara Esteban)

LA VOLUNTAD

La palabra voluntad está un poco de capa caída, se le asocian  connotaciones negativas. Es más atractivo hablar de eficacia, efectividad, decisión...

Pero creo que la voluntad es la suma de todos esos sinónimos, porque sí, porque la palabra voluntad necesita de esos matices negativos como son el esfuerzo, el tesón, el empeño.

Cuando hablas de eficacia parece que ya has conseguido tu objetivo, pero en cambio, cuando hablas de voluntad parace que estás comenzando o que aún esas a medio camino en resumen,  la voluntad parece que los objetivos son a largo plazo, en cambio con la eficacia se ven como objetivos a corto o medio plazo.

Ese esfuerzo y tesón son los que de verdad logran alcanzar los objetivos previstos, son lo que tiran para acercarte a la meta,  al esfuerzo hay que dejarle actuar, y no cierra la puerta a que la ilusión y la esperanza actuen, simplemente tambien forman parte de la voluntad.

Ahora que parece que hay teorías que afirman que tienes que querer las cosas para atraerlas, es el momento de utilizar al 100 % la voluntad para conseguirlas realmente.

¿ Como te va  a tocar la lotería si no te acercas a comprar el décimo?

 MARA ESTEBAN ARAUJO

lunes, 28 de marzo de 2011

La voluntad (Aportación de Carlos Sánchez)

Inauguramos con este post una serie de aportaciones de amigos, clientes y lectores a los que ponemos a su disposición un hueco en este blog para exponer y compartir su punto de vista acerca de aspectos relacionados tanto con la temática del mismo como con los concernientes al desarrollo del ser humano.
Nos encantaría, por tanto, que si lees esta nota y te apetece mandarnos tu colaboración lo hagas a info@coachingparatodos.com. La única condición es que esté escrita en un máximo de una página de Word usando letra Times New Roman de tamaño 11 e interlineado sencillo. Obviamente también nos reservamos el derecho de publicarla si es que su contenido puede resultar ofensivo o contravenir el rigor que pretendemos que se de a lo que aquí se comenta. Por ello, abstenéos si deseáis hacer críticas personales, publicidad, elucubraciones fantasiosas o hablar de temáticas que no estén cercanas a la de este blog.  Muchas gracias de antemano.
La primera aportación es de un viejo amigo, Carlos Sánchez, de profesión Ingeniero y Responsable Comercial y residente en la Comunidad de Madrid. Y viene muy al hilo de la convocatoria de un próximo evento formativo que se celebrará el día 8 de Abril en Madrid en el que trabajaremos con los asistentes herramientas para que cada uno pueda movilizar más fácilmente, entre otras cosas, el motivo y punto central de su artículo: La voluntad.
Hola a todos, me gustaría compartir esta reflexión con vosotros.

A pesar de que el título pueda evocar al pago obligado del inútil servicio del gorrilla “ayudando” a aparcar el coche en un hueco de aparcamiento que ya habíamos visto… no tiene nada que ver. Ni tan siquiera quiero pedir una propinilla por haber escrito estas ideas. Se trata de otra cosa.
El otro día venía escuchando en la radio a una de las eminencias en coaching de este país hablando de disciplinas muy relacionadas con la temática, como la programación neurolingüística, la neurociencia motivacional y otras de las que no me acuerdo, ni sé lo que son. Se comentaba que estas técnicas nos ayudan a llevar a cabo aquellas ideas-proyectos enfocados en positivo que tendríamos que realizar, pero no lo hacemos por todas aquellas barreras que nos impiden movernos de donde estamos.

Pues bien, yo creo que una de las barreras más importantes es la pereza, o como se quiera llamar: inercia, costumbre, vaguería, zona de confort, acomodamiento, etc.

A veces pienso que no enfrentamos realmente el problema de cambiar las cosas por pereza, y buscamos técnicas que nos ayuden a encontrar la motivación las ganas, etc. Intentamos paliar nuestra falta de voluntad con estas técnicas, pero como digo, entiendo que disponer de la fuerza de voluntad necesaria es muy importante. La voluntad nos dota de la capacidad de hacer las cosas porque se tienen que hacer a pesar de que no nos apetezcan, no estemos motivados, estemos bien como estamos, etc.

Un ejemplo típico vivido en primera persona: la pérdida de peso. Casi todos pensamos en algún momento que deberíamos perder unos kilillos y ponernos algo más en forma. Buscamos un régimen cómodo, que no provoque hambre ni ansiedad. Que no nos quite nuestras cervecitas y nos permita cenas y comiditas con los amigos… y que todo se solucione tomando una pastillita, o estando 2 días comiendo alcachofas hasta en el desayuno. Y encima, que la grasa que nos quitemos sea localizada (en el abdomen nosotros y en las caderas ellas), para lo cual nos venden todo tipo de productos adelgazantes y cacharritos de electro estimulación. Todas estas cosillas en el mejor de los casos son inocuas, pero en el peor nos pueden incluso generar problemas que no teníamos.

Pues bien, una mala noticia. No existen las dietas milagro y la única forma de perder grasa localizada es con liposucción (cosa bastante repugnante de ver, por cierto).
La unica forma de adelgazar es comiendo menos y mejor además de hacer ejercicio físico regularmente. Es decir… hace falta VOLUNTAD.

La voluntad no vale de nada si no se mantiene en el tiempo. Si todo el interés se deshincha como un globo en dos meses y abandonamos, inevitablemente nos veremos abocados a la frustración y al abandono de nuestro proyecto. Ya lo decía Ortega y Gasset: “Cualquier esfuerzo inútil conduce a la melancolía”. Aquí se introduce el concepto inexorablemente ligado a la VOLUNTAD: la PERSEVERANCIA.

Creo que en esta sociedad, cada día buscamos herramientas y técnicas para atenuar el esfuerzo necesario para realizar las tareas. Precisamente, en el gremio de ingenieros nos dedicamos a estas cosas, entre otras.
Vamos perdiendo la capacidad de esfuerzo personal, de sacrificio y de lucha, simplemente porque no la entrenamos.

En este sentido, R.S. Sharma en su título tan conocido  “El monje que vendió su Ferrari” nos recuerda dentro de la fábula del monje, como la voluntad (el cable rosa) es una de las claves necesarias para iniciar el cambio y la evolución personal.

Por eso os propongo aportéis vuestro punto de vista, y vuestras experiencias personales acerca de esta cuestión.

Carlos Sánchez

lunes, 21 de marzo de 2011

4 Tips para entender el beneficio del Coaching en la PYME


Uno de los principales inconvenientes que existen a la hora de difundir los beneficios del Coaching en las  PYMES es el desconocimiento no solo de los mismos sino incluso del propio término y que significa, confundiéndose a menudo con "entrenamiento" (en el sentido deportivo), "terapia psicologica", "asesoría" y otros términos que como explicamos en un anterior post no son Coaching.
Por ello, en una entrevista de venta de Coaching con una PYME, que exige bastante concreción en el tiempo de la explicación porque habitualmente quien nos atiende es el máximo responsable de la misma y su tiempo está muy comprometido, se puede tener la tentación de intentar dar todo lujo de detalles por la razón anteriormente explicada. Esto es, la PYME (a nivel general)  no sabe que le puede aportar el Coaching, o al menos tiene una confusión bastante importante,  y el porqué de ser conveniente que invierta en ello.

Así que para que pueda entenderse mejor, nuestro discurso delante de una PYME se centra en:

A) El Coaching es una HERRAMIENTA empresarial . Es decir, no es "un proceso de autodescubrimiento" , no es "desaprender lo aprendido y volverlo a aprender", etc... El descubrimiento de esas realidades viene después, en las sesiones. Es una herramienta de aplicación inmediata que ayuda decisivamente a mejorar los resultados de la Empresa.

B) Frase : "Un coach no es un asesor, ni un consultor, ni nadie que dice lo que tienes que hacer". Eso es definitivo porque los responsables de PYME están hartos de gente que les viene a vender soluciones milagrosas que en un 99,9% no arreglan definitivamente sus problemas (y en una PYME un problema puede ser EL problema). El hecho es que por mucho que se sepa de algo, por muy experto que se sea, la realidad de su empresa es única. Por tanto, lo que nosotros hacemos es servir de guía para que cada responsable que hace Coaching encuentre "lo que tiene que hacer" (que, aclaramos, nosotros tampoco conocemos que es en el entorno de la realidad concreta de la Empresa). Es decir, tu tienes un problema y tienes la solución aunque de momento no la conozcas, yo voy a ayudarte a que la encuentres, porque aunque la tenga muy clara por experiencias anteriores, a ti no tiene por que valerte. 

 C) El retorno de su inversión (nada de decir "ROI", estamos explicando que le aporta la contratación de Coaching a una PYME, no vendiendo una consultoría SEO). El dinero que cuesta el proceso es dinero invertido directamente en ellos, cada euro, es un euro invertido directamente sobre el motor del negocio (su dueño o la/s persona/s más cercana/s al mismo), directamente sobre su capacidad creativa para encontrar soluciones y directamente sobre su capacidad de planificar soluciones para llegar a sus objetivos. Hablar de otros beneficios como "el incremento de la mejora de habilidades para negociar", la  "resolución de conflictos con el personal", el "preparar entrevistas con clientes para vender mejor", etc... son cuestiones secundarias en la explicación. Eso viene después de que el responsable de la PYME entienda que el dinero que invierte lo va a recuperar via crecimiento automático de su negocio. Punto.

D) Por último, habitualmente no solo se necesita Coaching (iluso/a el/la que piense que con Coaching se soluciona todo). Nosotros nos sentamos con el cliente y practicamos de nuevo, tal y como nos enseñaron en nuestra formación como coaches, eso de la escucha activa. Salen entonces cuestiones para Coaching, cuestiones para formación y cuestiones para consultoría. Solo entonces preparamos un plan completo para intentar resolver el origen del dolor, no para poner una aspirina que lo elimine momentáneamente. Si a algo no llegamos o no tenemos competencias lo decimos y recomendamos a alguien que sabemos que las tiene, pero practicamos la honradez y LO DECIMOS, no intentamos soslayarlo ni camuflarlo. En un inmenso porcentaje el cliente lo agradece y llama a quien les hemos recomendado para eso en concreto, o nos pide que le llamemos y colaboramos juntos. Pero siempre hay que tener en la cabeza que no quieres vender nada que no se quiera comprar....tan viejo pero tan real.

lunes, 28 de febrero de 2011

Inteligencia Emocional

Hasta que no hagas las paces contigo mismo
nunca estarás satisfecho con lo que tienes.
Doris Mortman

 
Marzo llega mañana. Marzo es un mes para sembrar las flores y plantas de interior. Es el momento más adecuado, por tanto, para remover la tierra de nuestro jardín interior.


Estamos acostumbrados a catalogar las emociones del miedo, la culpa o la ira, entre otras,  como un problema. No es así. Este tipo de emociones no son un problema sino una valiosísima información. Tenemos que aprender a descubrir que se esconde tras ellas. Tenemos que aprender a interpretarlas como una señal del “problema” que se oculta tras ellas. ¿Qué enmascaran realmente  la envidia, el enfado  o  la tristeza?

El miedo, por ejemplo, es una señal  de la diferencia que existe entre una amenaza a la que nos enfrentamos y los recursos que contamos para remediarla. Caer a una piscina puede resultar una amenaza para quién no sabe nadar pero no ocurre así para quién sí sabe hacerlo.

Cuando pasamos por alto nuestras emociones, cuando hacemos oídos sordos, cuando las ignoramos, lo que hacemos es entrar en bucle y no resolver nada. Tal vez en nuestro día a día consigamos vivir así pero en cuanto se nos presente una situación menos habitual nos hallaremos  limitados e incluso paralizados por carecer de recursos para manejar  nuestras emociones. Por ello, es necesario escucharlas y respetarlas.

Ahora bien, ¿qué significa escuchar y respetar?

Escuchar quiere decir reconocer, no taparnos los ojos, no hacer la del avestruz. Es de suma importancia reconocer nuestras emociones, nos gusten o no.

Respetar lleva consigo ofrecer  a cada emoción el espacio necesario para poder exteriorizarla.

Sólo así, escuchando y respetando, podremos gestionar nuestras emociones. Es algo absolutamente imprescindible en nuestros días tanto para liderar nuestra propia vida personal como profesional, máxime si tenemos personal a nuestro cargo. 

Sería fantástico poder ir al supermercado y encontrar un pasillo denominado “Emociones” y llenar nuestro carro con aquéllas que necesitamos.  No es así. 

Lo que sí puedes hacer es consultar nuestra web, el apartado de Cursos y Formación, y ver la fecha te que  más te conviene para realizar un Taller sobre gestión de las emociones. Es lo que se conoce como Inteligencia emocional, termino definido por Daniel Goleman como la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos.



¡No dejes pasar esta oportunidad!


martes, 22 de febrero de 2011

Te explicamos (clarito) que es el Coaching

Tenemos un nuevo video que te presentamos hoy. Dirigido a todos, para explicar claramente que es el Coaching, para que sirve, que beneficios tiene y para quién está indicado.

Esperamos que os guste y además, vuestros comentarios acerca de su propósito.


cookie compliance