lunes, 28 de febrero de 2011

Inteligencia Emocional

Hasta que no hagas las paces contigo mismo
nunca estarás satisfecho con lo que tienes.
Doris Mortman

 
Marzo llega mañana. Marzo es un mes para sembrar las flores y plantas de interior. Es el momento más adecuado, por tanto, para remover la tierra de nuestro jardín interior.


Estamos acostumbrados a catalogar las emociones del miedo, la culpa o la ira, entre otras,  como un problema. No es así. Este tipo de emociones no son un problema sino una valiosísima información. Tenemos que aprender a descubrir que se esconde tras ellas. Tenemos que aprender a interpretarlas como una señal del “problema” que se oculta tras ellas. ¿Qué enmascaran realmente  la envidia, el enfado  o  la tristeza?

El miedo, por ejemplo, es una señal  de la diferencia que existe entre una amenaza a la que nos enfrentamos y los recursos que contamos para remediarla. Caer a una piscina puede resultar una amenaza para quién no sabe nadar pero no ocurre así para quién sí sabe hacerlo.

Cuando pasamos por alto nuestras emociones, cuando hacemos oídos sordos, cuando las ignoramos, lo que hacemos es entrar en bucle y no resolver nada. Tal vez en nuestro día a día consigamos vivir así pero en cuanto se nos presente una situación menos habitual nos hallaremos  limitados e incluso paralizados por carecer de recursos para manejar  nuestras emociones. Por ello, es necesario escucharlas y respetarlas.

Ahora bien, ¿qué significa escuchar y respetar?

Escuchar quiere decir reconocer, no taparnos los ojos, no hacer la del avestruz. Es de suma importancia reconocer nuestras emociones, nos gusten o no.

Respetar lleva consigo ofrecer  a cada emoción el espacio necesario para poder exteriorizarla.

Sólo así, escuchando y respetando, podremos gestionar nuestras emociones. Es algo absolutamente imprescindible en nuestros días tanto para liderar nuestra propia vida personal como profesional, máxime si tenemos personal a nuestro cargo. 

Sería fantástico poder ir al supermercado y encontrar un pasillo denominado “Emociones” y llenar nuestro carro con aquéllas que necesitamos.  No es así. 

Lo que sí puedes hacer es consultar nuestra web, el apartado de Cursos y Formación, y ver la fecha te que  más te conviene para realizar un Taller sobre gestión de las emociones. Es lo que se conoce como Inteligencia emocional, termino definido por Daniel Goleman como la capacidad para reconocer sentimientos propios y ajenos, y la habilidad para manejarlos.



¡No dejes pasar esta oportunidad!


No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradecemos tu comentario. No se admitirán comentarios sin identificar o firmados como anónimos

cookie compliance