jueves, 13 de septiembre de 2012

Construir la mejor versión de cada uno

Es en estos tiempos complicados en los que nos ha tocado vivir. No hay mas remedio que vivirlos y no hay un condensador de fluzo para escaparse. Aceptemos la realidad y obremos en consecuencia, sin esperar que esto pase por arte de magia. Dentro de cada uno de nosotros existe la posibilidad de cambiar individualmente, del "reenfoque" de lo que hacemos y cómo lo hacemos y en la medida que nos apliquemos a ello, nuestra propia situación va a variar y mucho.

Evidentemente. El fotógrafo que prepara el objetivo correcto, la apertura del diafragma, la velocidad de obturación, el balance de blancos y demás cuestiones inherentes a una buena fotografía para tomar una imagen dada, debe modificar y revisar los parámetros si, por ejemplo, el objeto de su instantánea se mueve, o la luz cambia. Si no, obviamente, la foto no saldrá bien y eso redundará, que duda cabe, en el propio fotógrafo cuando observe los resultados.

En el periodo que vivimos, el reenfoque, a veces contínuo, es una obligatoriedad. Se reducen las posibilidades. Se manifiestan muchos mas inconvenientes. Ni el tiempo ni el espacio son propicios. Y sin duda hay que trabajarse mucho mas la dirección que imprimimos a dichos cambios. Hay que, de verdad y sin contemplaciones, efectuar nuestro mejor trabajo para lograr nuestra mejor versión. Esa que hace que la foto sea cercana a la perfección y por tanto admirada ( e incluso adquirida en subasta artística)  frente a otras fotos a lo mejor tan solo un 0,001% menos de perfectas. No se trata solo de ser creativo o técnicamente impecable, se trata que la foto sea simplemente la mejor. Y sobre todo asegura que sigamos tomando fotos, que tengamos esa segunda oportunidad si nuestro objetivo se ha movido o la luz se ha apagado.

Ese proceso es el que cuida extremadamente el Coaching. El del acompañamiento para la revisión, el reaprendizaje, el reenfoque para asegurar siempre la fotografía perfecta, la mejor versión de cada uno. Esa que hace que se fijen en nosotros y no en los demás. Eso es lo que ayuda a encontrar el Coaching en cada uno y en cada momento, la posibilidad del logro de la excelencia.

Pronto se celebrarán las Xornadas Internacionais de Coaching 2012 en Santiago de Compostela, precisamente con ese lema, "Construyendo tu mejor versión". Abiertas a profesionales, a empresarios y a cualquier persona que, mediante talleres impartidos por profesionales de enorme prestigio, pueda construir su versión excelente. No deberías de perdértelas. Ya sabes que , hoy por hoy, los condensadores de fluzo no existen.

2 comentarios:

  1. Fíjate, que buscando esa "foto" que refleje exactamente la mejor versión de lo que eres yo me convertí en facebook, (charca de desvaríos e ilusiones, medio en el que la gente grita sin ruido y comparte ilusiones con desconocidos),....... me convertí en una rana. Y siendo la mitad de mi vida rana, soy feliz, porque me permite vivir placidamente, tomar el sol todo el día y cazar moscardones (que encima alimentan mi estima). Esto, que me parecía absurdo e inútil en cualquier otra etapa de mi vida, ahora me calma y me ayudan a reinventarme todos los días, porque desde la tranquilidad del alma de rana puedo pensar e intuir, y actuar o no según me convenga. Tuve éxito siempre, porque no me conformé nunca, los mejores puestos en las empresas, el reconocimiento de mis compañeros, trabajé en lo que quise, disfruté y aprendí con ello, tuve mi propia empresa (que mantengo) y ahora soy lo que quiero ser, la otra mitad de "mi foto" soy empresa, madre, hija, esposa, amiga ... y mujer. Complicado, pero yo lo he conseguido, me puedo permitir el lujo de ser rana si me apetece.

    ResponderEliminar
  2. Felicidades Laura. El ser lo que una o uno quiere es un privilegio que cuesta mucho conseguir.

    ResponderEliminar

Agradecemos tu comentario. No se admitirán comentarios sin identificar o firmados como anónimos

cookie compliance