sábado, 6 de octubre de 2012

Remontar el pasado para construir el futuro




Hace un par de años realizamos varios talleres de Coaching para desempleados con la colaboración de la anterior corporación del Ayuntamiento de Las Rozas de Madrid. Nos encontramos entonces con muchas personas con un presente muy alejado del que habían podido conseguir tras bastantes años de trabajo, con un alto índice de desánimo y  muchas heridas abiertas.

Lo primero que hicimos en el taller fue trabajar conjuntamente con los grupos para cerrar esas heridas, puesto que de lo contrario es imposible empezar a construir nada en positivo. En Coaching intentamos diseñar el camino que debe recorrerse desde el momento y estado presentes hacia nuestro objetivo final. Por tanto, es de suma importancia dejar atrás el pasado para ponernos a trabajar desde un presente limpio y sin rémoras que puedan afectar el esfuerzo, el necesario esfuerzo, que se ha de realizar para conquistar ese objetivo.

Afortunadamente, la vida siempre da oportunidades y esta fue para la mayoría de las personas que asistieron, sin duda una oportunidad para reflexionar y hacer ese trabajo previo tan necesario (y tan poco hecho) cuando se necesita diseñar un nuevo futuro.

Así es como esas personas generaron una nueva oportunidad. Dejaron que su mente volviera a soñar, libre de trabas, con algo nuevo y así empezar el trabajo para que ese sueño se convirtiera en algo tangible y volver a conseguir su objetivo: volver a un puesto laboral.

Se hace necesario remontar el pasado, dejar atrás esas etapas que nos han causado dolor y volver a tomar impulso. Hay que abandonar el pensamiento desorientado, dejar que no sea más fuerte que nosotros y averiguar hacia dónde nos queremos encaminar. Las heridas del pasado no nos sirven para crecer. Ni siquiera como ejemplo de lo que no debemos repetir. El futuro se construye desde el presente y para construir, el terreno ha de estar limpio, llano y desbrozado.

Es la historia de muchas personas, también fue la nuestra, por eso sabemos que se puede.

¿Hacia dónde quieres ir tú?

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Agradecemos tu comentario. No se admitirán comentarios sin identificar o firmados como anónimos

cookie compliance