miércoles, 17 de octubre de 2012

Buscando el cambio



"Si me preguntasen ¿Qué te da más miedo?, contestaría que no ser capaz de buscar el cambio, de comprender que vivir es comenzar, siempre, a cada instante".

Andando la vida, (Pati Blasco)


Ya lo decía Heráclito : "Todo fluye, todo cambia, nada permanece. No podemos bañarnos dos veces en el mismo río”. Por tanto las circunstancias, las necesidades y los pensamientos cambian constantemente y si es que queremos seguir creciendo y que la vida no se nos haga muy "cuesta arriba" debemos ajustarnos a ese momento, al momento presente, sin añoranzas del pasado, que sólo suelen traducirse en rémoras que nos distraen del verdadero objetivo.


En Coaching siempre partimos del momento presente para llegar hasta nuestra meta futura. Eso no quiere decir que en ocasiones no tengamos que volver sobre lo que un dia nos aconteció, puesto que en ese pasado podemos tener información muy importante a tener en cuenta, pues todas y cada una de las experiencias de nuestra vida encierran grandes lecciones que, convenientemente rescatadas e interpretadas, pueden servirnos de trampolín o para incluso para evitar nuestras propias trampas.

Se trata de realizar el trabajo de reenfoque de nuestra nueva situación a través de facilitar la reflexión, el desaprendizaje de lo que ya no nos sirve, el aprendizaje de lo que ahora podemos emplear (incluso a través del reaprendizaje rescatando esas experiencias o lecciones pasadas de las que antes hablábamos que han quedado probablemente en el olvido y ahora nos pueden servir) y la incorporación de todos esos datos a nuestra nueva realidad, plasmados primero a través de la palabra, luego de forma escrita (nuestro plan de acción) y finalmente en acciones efectivas en el tiempo.
Para generar nuestro cambio es obvio que, como primer paso, es necesario el deseo de hacerlo, pero una vez cumplido ese requisito, el llevarlo a cabo con garantías de éxito, exige de un cierto método, de un trabajo algo mas complicado que solo desearlo. En ese camino de tu cambio, en el que nuestra propia condición humana juega en el equipo contrario a nosotros (el cambio es consustancial al ser humano, pero va contra su naturaleza de la búsqueda del confort y eso, en términos generales, hace que sea complicado llevarlo a cabo de forma natural) es en el que puedes disponer de esa magnífica herramienta que proporciona el Coaching. Podemos facilitarte tu trabajo hasta hacerlo casi un juego de niños acompañandote en el proceso. Hasta que el cambio se convierta para tí en algo que ni siquiera busques cuando te hace falta, porque tus mecanismos lo generen casi de manera automática cuando tu lo necesites.

Porque supongo que a estas alturas ya sabes que el pasado nunca vuelve y que sólo a través de crear tu presente puedes ser capaz de crear tu futuro.Haz tu apuesta.

2 comentarios:

  1. Interesante artículo que presenta al cambio como nueva oportunidad de transformación.

    Un placer leerlo

    ResponderEliminar
  2. Mª Jesús, muchas gracias. El cambio realmente es el factor fundamental de estos tiempos.

    ResponderEliminar

Agradecemos tu comentario. No se admitirán comentarios sin identificar o firmados como anónimos

cookie compliance