martes, 29 de septiembre de 2009

Que es para mi coaching y que no lo es


En estos días multitud de tareas de esas que se procastinan de vez en cuando me han tenido mas pendiente que de costumbre cuando se han convertido en necesarias. Además he necesitado una cierta distancia mental para reorganizar mi propio disco duro , el que tengo entre las dos orejas ( cuanto admiro/envidio a esos bloggers que pueden hacer una media de tres/cuatro entradas a la semana). Por lo tanto no he pasado por el blog mas que para comprobar que no había ningún comentario en la última entrada (Ni entro, como los profesores que no conocen a sus alumnos, a preguntar que si se ha entendido todo, o es que no se ha entendido nada. Por algo será, todo en esta vida tiene una explicación).

Así las cosas, retomo una entrada que tenía pendiente. Últimamente veo cada vez mas presente el termino "coaching" en multitud de artículos, ofertas, webs, seminarios, y en general muy presente en "ofrecimientos publicitarios" de personas que, como esos anuncios que a veces siembran los clasificados de los diarios, prometen cambiar tu vida y hacerte feliz ( Aunque seas de un equipo diferente al Barça, lo que tendría un enorme mérito).

No es oro, ya sabéis todos, todo lo que reluce. En épocas como estas mucha gente intenta ampliar sus horizontes a base de la receta del vendedor de crecepelos. Prometer un milagro, porque el pelo que ha caído no vuelve a crecer poniéndose una loción mas o menos barata o cara. El pelo ha de implantarse con una operación quirurgica para volver a tenerse, y requiere de mucho mas que de frotarse por las mañanas con el contenido de un frasco. Y duele, y tiene unos riesgos ,y un posoperatorio...

Así, desde un monton de lugares, especialmente internet, se prometen mejorar tus relaciones con tu pareja, tus hijos, tu jefe, tener confianza en ti mismo, ser eternamente feliz y dueño de tu destino independientemente de las circunstancias, solamente a cambio de asistir ( y por supuesto pagar) unas horas de coaching ( Que además son sistemáticamente alargadas en alguna ocasión por aprovechados, que mas que ayudar , crean nuevas dudas para generar la necesidad de resolverlas en una retroalimentación sin fin. Conozco desgraciadamente a cierta -mas o menos- famosa que ejerce de Coach celestial y etérea y que mantiene esa práctica, supongo que por falta de clientes que confíen habitualmente en ella. Aunque ella se autositúe en los cielos eso no deja de ser muy terrenal).

Coaching para mujeres, para padres, para parados, para víctimas de maltrato, Coaching con PNL, Coaching con gestalt, Coaching sistémico, grupal, de alto rendimiento, jurídico, para actores...... y así cientos .

Pues miren ustedes, señores de los anuncios. Esencialmente el Coaching es uno y nada mas que uno. No hay Coachings para distintos géneros, profesiones y si me apuras casi hasta para tribus urbanas y/o diferentes fenotipos. El Coach debe adaptarse al tipo de cliente, ganar su confianza y "ponerse" en sus zapatos, pero esto no significa que a partir de entonces tire de manual y desarrolle un "tipo" de Coaching determinado. Ahora cojo el de ejecutivos, ahora el de profesores de secundaria....no, de eso nada.

Y no sirve para todo. Únicamente sirve para el desarrollo personal y solo cuando la persona que lo experimenta quiere que sirva. Y siempre a cambio de esfuerzo, de lucha, de reflexión y dedicación. Como dice Alex Rovira, no hay dia sin noche, ni esperanza sin dolor. Hay que trabajarselo, y mucho. El Coach es solo un facilitador, un guía para pasar el desfiladero, pero que no muestra por donde hay que ir, sino que colabora a muerte con la persona para que esta encuentre el camino, que no tiene por que ser el que ha recorrido otro, sino el propio. La hace reflexionar, cuestionar, replantear, y hasta la lleva a diseccionar mundos primarios como sus propios sentimientos, si hace falta, y la persona , por supuesto, se debe embarcar en esa tarea aun a costo de que le duela. Comprometerse.

Aqui no hay medias tintas ni polvo de hadas. Conozco algún caso de Coach que ha dejado con un palmo de narices antes de empezar una sesión pactada a un muy alto Ejecutivo que no había trabajado en lo que el Coach le había indicado entre sesión y sesión. Ante la sorpresa del Ejecutivo y la excusa de "he estado de viaje y no he tenido prácticamente tiempo ", el Coach, el buen Coach, respondió: " pues aprovecha el tiempo que teníamos de sesión, porque no podemos hacer nada sin tu trabajo previo.Ah!, Me debes la sesión de hoy". Compromiso.

Luego, en el ejercicio, se pueden usar herramientas como la PNL , el gestalt, la inteligencia emocional, el feedback 360, la propia psicología y tantas otras que NO son Coaching, sino que tienen valor por ellas mismas por separado. En el caso de la sesión de Coaching, son excelentes herramientas para diferentes fines, pero no son modelos de Coach como muchos se empeñan en hacer creer en un burdo intento de diferenciarse siguiendo las reglas del marketing.

Espero y deseo haberos abierto un poco los ojos. Esta profesión, al no estar regulada, fomenta el intrusismo y las malas práxis y yo aconsejo, como con todo en esta vida, que preguntéis , analicéis y comparéis antes de elegir un Coach. Sobre todo si habéis decidido tomar el Compromiso.

Feliz resto de miércoles y a ver si puedo estar con vosotros mas a menudo.

8 comentarios:

  1. Excelente la reflexión que haces en este artículo, que puede generalizarse también al campo de la psicología, donde existe igualmente el intrusismo y los vendedores de pósimas que lo curan todo.
    Como tú, opino que únicamente el compromiso, el esfuerzo voluntario y el desarrollo de la atención pueden lograr un nivel de conciencia diferente en la persona para generar bienestar y placer en su vida.
    El papel de los profesionales es acompañar a la persona en su proceso, introduciendo técnicas o herramientas que puedan ayudar a que lo haga más rápido, precisamente para que ahorre sufrimiento y dinero.
    Un afectuoso saludo,

    ResponderEliminar
  2. ¡Que buena entrada, José!
    No dudes que siempre que escucho la palabra "Coach" me acuerdo de ti.
    Un fuerte abrazo.

    ResponderEliminar
  3. Pienso que el que una profesión esté reglada o no, no es precisamente una solución. Hablo por lo que conozco de cerca y haciendo uso del Tao :), a más reglas más desequilibrio. Así pues, hagamos nosotros aquello que consideramos válido y que lo demás camine como entienda. Somos nosotros cuando cambiamos los que hacemos que el mundo cambie, y otra vez el Tao, ay, jeje... es que todo ya está dicho, por eso me repito tanto, jeje...
    Si, ya sé que puede perjudicar a otros, pero si pensamos así no salimos a la calle, ¿no te parece? :)
    El mundo hace mucho que es muy diverso, y si desde hace siglos no hay mucha variación en este tipo de actitudes, será que sigue siendo necesaria... aunque se piense que por decir esto puedo estas cerca de la "locura" que del equilibrio, jeje... Mundo... Vida... :)

    Gracias por tu ánimo. En estos momentos estoy en proceso de cambio con lo que yo también me muevo poco por los blogs y algo más (ahora) por fb. Todo en su momento.

    Te deseo una feliz actividad y mejor ánimo :)
    Un abrazo lleno de buenas y energéticas vibraciones.

    ResponderEliminar
  4. Te sigo, José. Estás cargado de razón, como siempre.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  5. Como todo siempre habrá intrusismo, gracias a que personas como tú nos abren un poquito los ojos.

    Saludos

    ResponderEliminar

  6. … con la mirada atenta…

    Muy interesante lo que leo.

    ... saludos desde CR & LMA
    ____________________________

    ResponderEliminar
  7. Pues sí, Javier, con la excusa de la falta de tiempo evitamos centrarnos en cosas realmente plenas e interants como lo es el desarrollo personal. Personamente, visitar tu blog me llena y me aporta. Felicidades por tu post. Tus alumnos son afortunados de tenerte con ellos

    ResponderEliminar
  8. Regreso a dejarte un saludo y a releer tu post

    ResponderEliminar

Agradecemos tu comentario. No se admitirán comentarios sin identificar o firmados como anónimos

cookie compliance