domingo, 3 de octubre de 2010

4 ejemplos de lo que no es Coaching

Muchas veces nos preguntan cuando conocen a que nos dedicamos "pero, ¿qué es el Coaching?", máxime cuando es una disciplina que hoy por hoy poca gente conoce fuera de ciertos ámbitos de la empresa multinacional. Las definiciones de Coaching son tantas y tan variadas que se corre a menudo el riesgo de interpretar que es otra cosa enunciando algunas de las mismas, por eso nos gusta definir qué es Coaching, distinguiendolo de otras disciplinas o situaciones con las que se pudiera confundir. Bajo nuestro punto de vista, aquí están las cuatro con las que más se producen confusiones:

- Terapia psicológica: Este es uno de los más frecuentes errores, considerar que el Coaching es similar o entra dentro de la terapia psicológica. Cierto es que en el Lifecoaching o Coaching personal, la línea es bastante delgada, pero aún así la principal diferencia consiste en el nivel de intervención. La terapia trabaja con las resistencias internas a un nivel muy profundo, cómo es el de las causas, para establecer un método que permita el trabajo con el paciente en intentar minimizarlas o anularlas, o al menos hacerlas comprender, al objeto de hacer descender el nivel de influencia de las mismas en la situación actual. En Coaching el punto de partida es el presente, el aquí y ahora del coachee, y no nos interesa el porqué, sino el para qué, es decir, el futuro y el objetivo a alcanzar. Se puede cambiar cualquier creencia o juicio que se haya "insertado" en la persona, sin atender a porqué se produjo.

- Consultoría y Asesoría: A pesar de que muchos profesionales de estas disciplinas también ejercen el Coaching, lo que sí es claro es que éste se aleja diametralmente del concepto de las dos anteriores. Jamás un coach le dirá a un coachee que es lo que debe de hacer, aún siendo un experto en la materia de que se trate. Ya hemos dicho algunas veces que el coach trabaja generando en el coachee la búsqueda de respuestas a sus propias preguntas dentro de si  mismo y atendiendo a su realidad y no a otras. Por eso el compromiso en llevar a cabo la acción reparadora de los dilemas del coachee es tan firme, porque los caminos, las alternativas y el plan para ello ha sido generados por él mismo a través del proceso de Coaching.

- Mentoría o "Mentoring": Tampoco en este caso el concepto de mentor, creado a partir del rol del experto dentro de la organización que aconseja o tutela a través de su experiencia se aproxima al Coaching, aunque a menudo se confunde. En este caso, sucede igual que en el caso de la asesoría externa que antes hemos tratado. La realidad del mentor no es la realidad del coachee y si bien el primero poseerá siempre una visión de la Organización en cuanto a filosofía, misión, procesos, etc., a menudo muy valiosa, cierto es que aquello que le ha servido al mentor para abordar un problema determinado no tiene porque servirle al coachee.

- Amigo del alma, confesor, pareja, padre o madre,etc...: Dejamos para este último punto la explicación a uno de las confusiones más comunes cuando explicamos que es el Coaching, traducida en este comentario: "!Anda¡, pues eso que me cuentas resulta que yo llevo años haciéndoselo a mis hijos" (aquí, "hijos" puede sustituirse por pareja, hermanos, empleados, amigos, y un largo etcétera). Nada más lejos de la realidad. El coach debe ser absolutamente independiente, emocionalmente hablando, del coachee porque cualquier vínculo en ese sentido perjudicaría su neutralidad ante el proceso y, por tanto, sesgaría su forma de actuar en el mismo, por lo que los resultados no serían por completo responsabilidad del coachee. De alguna manera estaríamos influyendo en su proceso de aprendizaje con parte procedente de nosotros y eso no es Coaching.

Esperamos que con esta explicación se hayan podido despejar algunas dudas sobre estas confusiones. Cualquier pregunta adicional que os surja nos la podéis consultar en nuestro e-mail. Hasta un nuevo post.

2 comentarios:

  1. Buen artículo ,precisando los errores que existe sobre el Coaching

    ResponderEliminar
  2. Preciso y claro. Gracias. Lo compartiré.

    ResponderEliminar

Agradecemos tu comentario. No se admitirán comentarios sin identificar o firmados como anónimos

cookie compliance