lunes, 20 de julio de 2009

Emprendiendo con el Coaching


Una de las premisas básicas del Coaching es el conocimiento profundo de uno mismo , fundamentalmente de los supuestos y creencias enraizados en años, que determinan en gran medida nuestra manera de actuar. Mediante un proceso de identificación y reprogramación bién definido, pilotado por el coach y ejecutado por el interesado, esos supuestos dan paso a nuevos modos de observación, libres de falsas creencias y juicios, desde los cuales el interesado está preparado para la acción y por tanto listo para tomar el vehículo que le lleve a la consecución de sus objetivos. Esa acción lleva implícito un fuerte componente de compromiso desde el conocimiento de las debilidades y fortalezas que la persona tiene, de las que es plenamente consciente tras el proceso del Coaching.

Este proceso se revela como de una ayuda importantísima para el emprendedor, en su vertiente doble de autoconocimiento de esas debilidades y fortalezas y en la de proporcionar una visión panorámica, libre de juicios, de la idea, impulsando a la acción para llevarla a cabo. El Coaching ayudará a realizar una autoprogramación personal en forma de realización de acciones para trasladar la idea a la realidad sin que esta se quede por el camino como si de una fantasía se tratara.

La mayor parte de las veces el miedo al fracaso hace que proyectos con viabilidad se queden en meras ilusiones. Eso y la falta de confianza ( que no es ni mas ni menos que un desconocimiento de nuestras propias capacidades) hacen que los, por otra parte lógicos, obstáculos para poner en marcha una idea parezcan insalvables. Esto no se debe ni mas ni menos que a nuestro propio sistema de juicios y creencias que actúan como verdaderos censores de la creatividad y de la energía que se precisa para poner en marcha un plan. En ese sentido el Coaching proporciona la visión necesaria para reconocer las creencias negativas que nos bloquean y las positivas que nos impulsan, tanto propias como del entorno, y por tanto superar los obstáculos, reduciéndolos a los meramente administrativos o legales, no a los derivados de nuestras propias reticencias y miedos.

El truco del proceso es en ayudar a "aprender a aprender" al emprendedor su sistema de creencias motivadoras y paralizantes, y como se pueden transformar problemas insalvables desde esos supuestos íntimos, en retos solucionables simplemente trabajando. Para ello se elabora un plan de "arriba a abajo", desde el resultado a lo necesario para lograrlo, y no al revés como normalmente se hace, por lo que, "visto" el resultado que debe alcanzarse, se facilita el trabajar sobre los hitos y fechas necesarias para conseguir los pasos que se han de dar con anterioridad, eliminandose el "efecto subida de escalera" que se produce cuando iniciamos trámites y acciones sin tener definido el resultado final. Al no tenerse presente este ,cada acción o "peldaño" que se presenta y con el que no contábamos porque no sabemos hacia donde vamos, se hace mas duro, abandonando en un alto porcentaje de ocasiones.

Pensemos, ahora que se cumple el cuarenta aniversario de la llegada del hombre a la Luna, en que hubiera pasado si la primera cosa que "vió" el presidente Kennedy no hubiese sido la bandera estadounidense colocada allí. Entonces se trabajó para, año a año, partiendo del resultado final ir creando las condiciones para lograrlo . Probablemente se hubiera abandonado la idea si solamente se hubiera comenzado a estudiar simplemente como viajar alli. Probablemente también, Kennedy, que al final no contempló en directo su sueño por la bala que acabó con el en Dallas, había vencido antes a todas sus creencias limitadoras.

Espero que os haya aprovechado. Feliz resto de Lunes.

2 comentarios:

  1. Muy interesante el artículo. Observo que el Coaching tiene muchos puntos en común con la visión budista de las acciones y del pensamiento.
    Un saludo cordial.

    ResponderEliminar
  2. Efectivamente Javier, en cuanto a lo holístico el Coaching y el budismo comparten una visión muy similar

    ResponderEliminar

Agradecemos tu comentario. No se admitirán comentarios sin identificar o firmados como anónimos

cookie compliance